Los domingos.

octubre 14, 2007 at 4:18 pm (General) (, , )

Ya sabemos como son los domingos: aburridos, tediosos y largos. Nos pasamos toda la semana clamando por tener un día de relax, llega el domingo y casi echamos de menos el trabajo. Somos realmente raros. Ustedes dirán, sí, claro, pero el sábado y el viernes también nos relajamos. Mentira. Un día que salimos, bebemos, bailamos y acabamos sudando no puede ser de relax. Si nos cabreamos hasta por aparcar.

– Joder, el cabrón ese se nos ha adelantado. ¡Yo lo vi antes, cerdo¡.

Lo raro es que en un fin de semana no acabemos hechos polvo. También solemos ir al cine. Ya saben ración de palomitas, refresco, agua o cerveza, alguna golosina y demás cosas que o bien camuflas en algún bolso o bien compras en el propio multicine. Luego, das una vuelta o te tomas algo. Aquí es donde me paro. Luego de comerte unas palomitas medianas, beberte un garrafón de hielo y comerte alguna chocolatina vas a comerte una hamburguesa. Así llegas a tu casa.

– Hijo, ¿has cenado?

– Síiiiii.

Otra cosa que solemos hacer es ir a un parque pero no para hacer nada. Hemos salido de casa, cogido el coche, puesto gasolina y buscado aparcamiento( esto es cada vez que usamos coche) para hacer lo mismo que estabamos haciendo, nada. Esto lo hacen mejor los adolescentes que quedan en el parque básicamente para comer pipas y reirse de todo. Si pasa un ancianito con el perro, se rien. Si pasa una señora tosiendo, se rien. Si un chico va en una moto y se la pega, se rien. Somos raros de adolescentes. También lo usamos de otra manera cuando somos adolescentes los domingos: para ligar. Sí, porque como no tenemos coche ni casa ni nada tenemos que llevar a la chica al parque, invitarla a un helado y rezar para que, con suerte, nos deje tocarle una bubi.
Cuando tienes sobrinos, tus hermanos, quieren ir los domingos al cine a revivir eso de la adolescencia y olvidar responsabilidades, y , claro, te toca a ti llevarlos al parque. Allí estás,tu último día de libertad antes de empezar a la esclavizante rutina, corriendo detrás de unos críos que no son tuyos, que juegan con la responsabilidad que tienes de llevarlos sin un rasguño y con las malas ganas de estar de columpio en columpio. Sí, me ha pasado. Aunque es peor pasarse la tarde escribiendo en un blog…aunque no para ustedes, ustedes son lo mejor.

Anuncios

Permalink 1 comentario

¿Por qué no ser consejero matrimonial?

octubre 7, 2007 at 3:12 pm (General) (, , )

Sí, como si de Christopher Gorham en Out of Practice se tratara.


Porque debe ser un trabajo sencillo. Sólo tienes que aprenderte esta norma cuando una pareja llegue a tu consulta: la culpa es del hombre. Claro, que la cosa se complica si la pareja es del mismo sexo…Bueno, siempre se puede reservar el derecho de admisión en estos casos. Porque sí señores, la culpa siempre es nuestra. Da igual el caso que sea, desde poner los cuernos hasta que te los pongan, a la gente le da igual, te pone la etíqueta y te jodes. Si tu le pones los cuernos a ella eres tu el cabrón porque eres un sinvergüenza que has engañado a tu mujer con otra…o con un hombre. Pero si es tu mujer la que te pone unos cuernos más grandes que el Kilimanjaro no falta la señora que dice ” algo malo habrá hecho porque nosotras no somos así”. Y esto es asumible para cualquier cosa. Desde que el niño sea un golfo hasta que el loro no hable. Es lo mismo. Si el niño es un golfo, tu suegra, impartirá cátedra ” es que le falta alguien que ponga autoridad, disciplina…una figura paterna” y ahí tú saltas y dices ” señora, que esto no le pasa porque yo mee sentado”. Si es que es verdad, si el hijo te sale un bellísimo ejemplar, enseguida tus compañeros de trabajo cuchichean que han visto a tu mujer con el jardinero. Ahora si el niño te sale más feo que el culo del mono blanco de La 2 te dicen “ha salido igual que tú,pobre…” No digan que no es mala leche.

En general, los hombres tenemos la culpa de todo. Hasta del cambio climático porque mientras tu mujer se requema el pelo con el ventilador a tí te recrimina que enciendas la luz para cambiarte de calzoncillos, ¡qué a mitad de la cena tienes que ir al baño para ponértelos derechos¡. Lo peor es lo del sexo porque aquí ellas tienen el mando. No conozco ningún tío que le haya dicho que no a una chica, ni uno. En cambio tías hay muchas. ¿Por qué?¿Por qué no quieren?.Nooo, porque les encanta que suframos y como en el fútbol ya nos joden bastante La Sexta y Audivisual Sport pues nos machacan con el sexo. Basta que tú quieras para que a ellas les duela la cabeza. Pero ahí no vale lo peor, porque cuando quieren conseguir que vayas el domingo a ver a tu suegra te lo dicen en mitad del asunto. Tu estás tan contento y de repente ella dice “oh sí, cariño, ¿Podemos ir el domingo a ver a mi madre?” y, claro, “sí cariño, vamos, tú no te preocupes”. Y nada más acabar tú piensas ” ¿Qué coño le he prometido?, bueno, hoy es miércoles, de aquí el domingo no se acuerda”. Pero vaya si se acuerda. El sábado ya te lo está recordando ” Acúerdate de que mañana tenemos que ir a visitar a mi madre, me lo prometiste” y tú susurras “Pero si el zoo de aquí no abre los domingos…”. Así que, señores, mejor pensarse si tener pareja.

Permalink Dejar un comentario

¡Hola, mundo!

octubre 5, 2007 at 10:36 am (General) (, )

Welcome to WordPress.com.
Ante todo gracias a wordpress por su amabilidad. Paso a presentarme. Me llamo Rayco, tengo 23 años y pertenezco, de momento, a la sociedad tinerfeña.(S/C Tenerife, Canarias, España, Spain). Tengo otro blog, Ayame-iris pero decidí que como los sábados hay veces que no salgo y dispongo de unos minutos pues que mejor que dedicarme en este blog a hablar de muchas cosas. Este es un blog más dedicado a mis cosas que a la actualidad. Por lo tanto, trataré de actualizar con la mayor frecuencia posible pero, si llega parecerles interesantes mi blog, les animo a contar con un poco de paciencia para conmigo. Intentad ser buenos que malos ya hay muchos.

P.D: También hablaré de temas de actualidad, que hay sitio para todo.

Permalink 1 comentario