Shut Up & Sing.

noviembre 4, 2007 at 1:13 pm (Especial)

Si me pongo serio y les pregunto: ¿Quiénes son Emily Robison, Martie Maguire y Natalie Maines?, aparte de alguna mirada rara pensando en el sector de la industria pornográfica, no tendría respuesta. Seguramente si pregunto por Dixie Chicks alguno/a levantará la mano pero la bajará por la presión social de que nadie más lo sepa.

Dixie Chicks.

Pues son un grupo musical de country desde los noventa aunque hubo dos integrantes que lo abandonaron e ingresó Natalie. Son uno de los grupos de más éxito en Estados Unidos. Las descubrí como hace… unos 5 años. La música country no me vuelve loco pero la aprecio en ciertas ocasiones. Les animo a que escuchen cualquier cosa de ellas, me parecen realmente interesantes. Supongo que sabrán que la música de ese estilo en Estados Unidos se lleva mucho en Texas y que Texas es un claro ejemplo de conservadurismo. Pues bien, corría el año 2003 y las Dixie Chicks daban un concierto en Londres, en un teatro. Quedaban diez días para el inicio de la Guerra de Iraq y la cantante del grupo dijo una frase que lapidaria, en cierta forma, para el grupo: “Just so you know, we’re on the good side with y’all. We do not want this war, this violence, and we’re ashamed that the President of the United States is from Texas”.. Queda claro que estas palabras no iban a sentar bien en sus seguidores y, a partir de aquí, sufrieron un asedio. Desde muchas radios conservadoras se negaron a poner su música y organizaron quema de discos. Una veterana cantante de música country realizó estas declaraciones en alusión a lo que pasó con las Dixie Chicks “I don’t even know the Dixie chicks, but I find it an insult for all the men and women who fought and died in past wars when almost the majority of America jumped down their throats for voicing an opinion. It was like a verbal witch-hunt and lynching.”, Merle Haggard.
En el documental que les recomiendo encarecidamente ver se expone claramente lo que tuvieron que pasar por muchos de las que antes las querían, musicalmente hablando. Amenazas, insultos, desprecios…
Siempre hay gente que no cree estas teorías y, por ejemplo, Michael Moore, por todos conocidos, no cree que les viniera tan mal. Sólo puede decirles que lo vean y lo juzguen.

Permalink Dejar un comentario